Aun estoy que no me lo creo; hasta ahora solo había visto en películas eso de que una madrastra se sintiera atraido por el hijo de su novio, pero cuando Papa encontró a esta mujer ya vi que la primera vez me miraba con una mirada un tanto extraña.

Es por eso que a lo largo de los meses veía que tenia muchas atenciones hacia mi, siempre pendiente hasta el día que entro mientras me duchaba y sin yo darme cuenta ya tenía su mano en mi polla acariciándola suavemente hasta que me arrastro a su boca, desde entonces cuando se va mi padre de viaje nosotros aprovechamos todo el tiempo que no hemos podido estar juntos.



Deja tu comentario