madurita rubia
Una entrevista muy caliente con una rubia tetona de jefa

Seguir leyendo entrada de cuarentonas »

Compartir

Me parece muy divertido que cada vez que conozco un chico para llevarme a casa y terminar follándomelo se divierta tanto con mis tetas, quizás por que no han tenido ocasión de tocar unas tan grandes en su vida y por ello tengan que estar todo el rato magreandomelas.

Igualmente disfruto con la sensación cuando acarician mis pezones mientras me masturban o van intercambiando con su lengua entre mis pechos y mi coño, algo que me vuelve loca y que termina con mi paciencia pidiéndole por favor que comiencen a follarme y así sentirme realizada como mujer, aunque a veces me gusta el sexo salvaje y sucio, como si se follaran a una perra madurita en celo.

Seguir leyendo entrada de cuarentonas »

Compartir

Cuando llegue a casa de comprar el fontanero había terminado la reparación y me esperaba con la factura en mano, diciéndome que no había subido mucho debido ya que solo tenía que haber sellado una junta.

Como se como funcionan estas cosas y veía que podía ahorrarme un poco de dinero le propuse que tenía algo mejor que dinero para darle si lo aceptaba, y él mismo se acerco comenzando a besarme y notando como sus labios húmedos entraban en contacto con los mios. Pocos minutos después estábamos en la cama, él deleitándose con mis enormes pechos de madurita y yo con el coño completamente mojado esperado a recibir semejante polla.

Seguir leyendo entrada de cuarentonas »

Compartir

Cuando me llamo la jefa para ir al despacho mi corazón se puso a mil por hora por que cuando uno iba para allí era para recoger sus cosas e irse para casa, así que entre con suma cautela viendo como primera imagen sus enormes tetas.

Cuando vi su mirada y su expresión seria me imaginaba en la cola de la Inem esperando para sellar el paro, pero contrariamente a lo que esperaba comenzó a felicitarme por mi trabajo y decirme que llevaba tiempo observando y entrándole curiosidad por si tenía novia, a lo que conteste que no. Me pidió que me acercara y finalmente me comenzó a bajar los pantalones diciéndome que tenía un premio para el trabajador del mes, un polvo gratis con la jefa.

Seguir leyendo entrada de cuarentonas »

Compartir

Prepararme para follar es algo delicado para mi, me encanta tener el detalle de prepararme, depilarme el coño y sentir que en breves tendré a mi marido entre las piernas después de prácticamente una semana sin verlo y sentirme lo suficientemente guapa para que sonría como hace cada vez que me ve.

El sexo para nosotros es una forma de unión, conseguir ser uno en la cama y compartir las sensaciones que nos provoca llevándonos al límite del clímax que tanto nos gusta, sintiendo el salvaje instinto que nos recorre para terminar los dos en un orgasmo sonoro y quedándonos acurrucados disfrutando del silencio y las caricias.

Seguir leyendo entrada de cuarentonas »

Compartir

Mi esposa es una latina caliente que sabe disfrutar de lo bueno con cuarenta años recién cumplidos, y es que desde bien joven siempre ha disfrutado de su cuerpo y sobre todo de su coño, una delicioso y húmedo chocho que he penetrado tantas veces.

Y como últimamente he estado fuera por negocios no hemos tenido tiempo para pasar juntos así que hemos optado por utilizar las tecnologías para enviarnos vídeos porno donde salimos disfrutando mientras pensamos en lo que nos haríamos cuando llegáramos a casa, sin duda ganando mi mujer con unos intensos y calientes vídeos donde sale tocándose el coño y enseñándome esas preciosas tetas que tiene y que siempre me deleito en degustar.

Seguir leyendo entrada de cuarentonas »

Compartir

Siempre he querido disfrutar de dos pollas en un trío salvaje y a ser posible de dos negros pues siempre han sido mi fantasía sexual y que debido a mi matrimonio – que se rompió hace algunos meses- no me había permitido disfrutar.

Así que en cuanto obtuve el divorcio ya que decidí esperar por respeto llame a dos amigos míos de piel negra que desde hacía tiempo querían probar mi coño alegando que las morenas y maduras blanquitas les ponían muy cachondos, no haciéndose de esperar y llegando en un momento a casa con las pollas bien duras para disfrutar de una intensa sesión de sexo interracial donde me hicieron temblar de emoción y de placer.

Seguir leyendo entrada de cuarentonas »

Compartir

Dicen que cuando pasas los cuarenta el oficio de puta no es posible ya que nadie te contrata, pero por el contrario puedo decir que soy la excepción ya que a mis cuarenta y tres años tengo un cuerpo apetitoso y un coño dispuesto para cualquier ocasión que se tercie para follar.

Ademas tengo una agenda bastante completa ya que suelen llamarme bastante mis clientes para concertar cita y así poder tenerlo todo organizado para que me de tiempo a cubrir todas las citas, que por suerte son clientes selectos y solventes que se entregan al placer dejándose guiar por mi boca para unas mamadas completas y unas folladas fogosas de mi coño que a veces no son suficientes por lo que vuelven a pedirme otra cita para no quedarse con las ganas de probar de nuevo mi cuerpo.

Seguir leyendo entrada de cuarentonas »

Compartir

Mi marido siempre que puede intenta estar en casa aunque no tiene mucho tiempo debido a que su trabajo como comercial le hace viajar constantemente por el mundo en busca de nuevos clientes para su empresa, y eso se nota cuando lleva una semana sin aparecer por casa ya que mi coño va todo el día mojado.

Pero lo mejor es que cuando llega sabe lo que tiene que hacer, es atento y sobre todo fogoso por que me hace disfrutar del sexo recuperando el tiempo perdido en el que no ha estado con unos maravillosos cunnilingus, dejándome completamente mojada y a la espera de meterme la polla bien dentro en una follada salvaje y que se agradecer entregándome completamente.

Seguir leyendo entrada de cuarentonas »

Compartir

Mi marido me regalo hace algún tiempo una maquina del amor, o lo que es lo mismo un caballete que tenía acoplada un consolador y que vibraba a grandes revoluciones provocando un placer extremo a mi coño cada vez que se acoplaba, llegando al punto de llamar a una amiga para que lo probara conmigo.

Y aunque no somos lesbianas tenemos la suficiente confianza para disfrutar las dos de ese fantástico placer que agradeceré a mi marido eternamente ya que no suele pasar mucho tiempo en casa y se echa en falta el sexo que él puede proporcionarme y que suplo junto con mi amiga con una maquina que hace que mi coño chorree completamente excitado.

Seguir leyendo entrada de cuarentonas »

Compartir